Limpieza y mantenimiento

• Limpiar la suciedad de la bota después de cada sesión de patinaje.

• Limpiar la parte externa usando un trapo húmedo con jabón neutro.

• En caso de grasa o manchas pasar pomada (crema emulsión de ceras vegetales) para calzado.

• Sustituir frecuentemente la plantilla para evitar el anidamiento de gérmenes.

• Dejar secar la bota al aire naturalmente y no exponerla a fuentes de calor.

• En caso de uso frecuente se aconseja ayudarse de papel absorbente para acelerar el secado.