Acordonado

Un correcto acordonado es fundamental para:

 

• Mantener una correcta posición del pie en el interior de la bota.

• Mantener una normal circulación sanguínea.
• Hacer trabajar la bota de modo correcto logrando así mayor duración de la misma así como evitar problemas como pliegues, desplazamiento de la lengüeta y colapso.

PRESIÓN DEL ACORDONADO

Aconsejamos acordonar la bota:

• Suavemente en la punta de modo de favorecer la circulación sanguínea en los dedos del pie.

• Estrechamente en la zona del empeine, para mantener el talón y el pie en su totalidad en posición correcta.

• Suavemente en el tobillo de modo de favorecer la circulación sanguínea en todo el pie.

 

ACORDONADO ERRADO: APRETADO-SUAVE-APRETADO
Se reduce la circulación sanguínea de todo el pie, se deforma la bota, creando pliegues antinaturales y se favorece el desplazamiento de la lengüeta.

 

ACORDONADO CORRECTO: SUAVE-APRETADO-SUAVE

 

Se nota como la bota no se deforma al flexionar el pie y la lengüeta se mantiene en posición.

 

 

ACORDONADO EXTERNO – INTERNO

 

Acordonar desde el exterior, o sea pasar el cordón sobre el ojal, desde el exterior al interior de la bota, presenta las siguientes ventajas:
• El cordón no ejerce presión directa sobre el empeine.
• Cierra la bota envolviendo el pie homogéneamente.
• El cordón se auto bloquea con cada pasaje.
En la zona sobre el tobillo, aconsejamos hacer pasar el cordón de arriba hacia abajo del gancho alpino para:
• Ejercer sobre dicho gancho una presión uniforme hacia el interior.
• Bloquear el cordón en cada pasaje.
• Formar en la parte alta un cierre en V que facilita la flexión del pie.
Anatómicamente el pie no es simétrico. La parte interna tiene un mayor volumen mientras la parte externa, tiene un volumen reducido. En todos le calzados la lengüeta tiene la función de proteger el empeine y permitir la flexión. Es natural que con el ejercicio la lengüeta dejada libre, o sea no asegurada por el acordonado, se adecue a la anatomía del pie, desplazándose hacia la parte externa.

Por este motivo, recomendamos mantener un acordonado correcto y seguro.

En los casos de ejercicio extremo o de mal alineamiento plantal se puede verificar el desplazamiento de la lengüeta.

Con el propósito de evitarlo, Edea, en sus modelos profesionales posee inserto el SUJETA CORDÓN.

Sugerimos dos métodos de uso:

1: Hacer pasar ambos extremos del cordón a través del sujeta cordón.
2: Hacer pasar solamente un extremo ligándolo al opuesto. Se obliga así a la lengüeta a seguir la dirección del cordón.